Rendirse a morir

Cuando la vida empieza a apretar y todo comienza a caerse, llega el momento que llamo «rendirse a morir» y dejar que todo arda. Es el momento de oscuridad, la crisis, ese en el cual no vemos ninguna salida, y cuando parece que vamos a remontar, nos dan por otro lado… y preguntamos ¿por qué? después de unas cuantas abatidas me digo, Cris respira deja que pase la marea y veremos la luz.

El falso control

A lo largo de mi vida el control ha formado parte de mi, siendo mi gran «aliado» y mi gran «enemigo». Ese control que parece que tengamos y que cada vez más ,la vida se encarga de demostrar que no existe. Que por mucho que el miedo quiera que nos agarremos a que tenemos todo atado, de repente la vida nos da un zasca y nos sorprende de nuevo. ¿ Cómo equilibrarnos entre tener una dirección y dejarnos fluir? Pues la verdad que está siendo mi gran aprendizaje: » controlando pero fluyendo» ha sido otra de mis frases más dichas.

6BE80A52 2534 4212 9E63 0A3BA648743D

Aprender a soltar

Otro de mis grandes aprendizajes de vida, soltar de verdad sería lo que yo llamo rendirme a la vida, dejar que esta pase a través de mi con confianza. Sabiendo que sea cual sea nuestra destino y hacia dónde nos vayamos a encaminar habrá un crecimiento. El miedo es humano, cada paso que doy soltando, y cada zasca de la vida es una afirmación más de que vamos por el camino, que para que entren cosas nuevas hay que hacer espacio, y todo lo viejo ha de morir de una forma u otra.

Disfrutar sin expectativas

Conseguir esto es clave, y para mi una de las cosas más complicadas, porque cuando lo estás arriesgando todo a un modo de vida, invirtiendo tiempo y dinero en un proyecto, siempre hay una parte humana que está esperando unos resultados. Y me doy cuenta que cuantas más expectativas le pongo, menos alegrías recibo. Es un toma y daca, que cuando soy consciente de que he vuelto a poner expectativas, vuelvo al centro, respiro, y me recuerdo que «lo importante es jugar y participar» y hacer lo que a uno le llena. El resto irá llegando cuando menos lo esperemos.

Es por ello, que la meditación, escribir y respirar son mis grandes aliados para trabajar el no control, vivir aprendiendo a soltar y sin expectativas.  ¿Cómo gestionas tú la rendición a dejar que la vida pase? ¿ Qué es lo que te ayuda a sobrellevar los momentos de caos?
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad